Menú

¿Triste y sorprendido por el pecado?

¿Triste y sorprendido por el pecado?

Ante el pecado, conocer muy bien nuestra miseria humana, es el primer grado de la humildad. Por consiguiente ante nuestras faltas no deben sorprendernos, si somos humildes estaremos conscientes de nuestra miseria humana y así el desaliento que generan nuestras faltas repetidas no nos ganará la batalla para mejorar cada día.

¿Qué hacer cuando hemos pecado?

San Francisco de Sales nos recomienda lo siguiente

Entonces levantar tu corazón, cuando has caído y dulcemente, humillándote mucho delante de  Dios por el conocimiento a que tu miseria, sin sorprender te en lo más mínimo por tu caída, porque no es una cosa sorprendente que la imperfección sea imperfecta, y la debilidad débil, y la miseria endeble. Sin embargo, detestar con todas tus fuerzas la ofensa que Dios ha recibido, y con una gran valentía y confianza en su misericordia, vuelve a poner que en el camino de la virtud que abandonaste.

Conocerte a ti mismo y conocer tu debilidad es la clave

Muchas veces cuando hemos cometido alguna falta esto nos causa sorpresa o escándalo ante nosotros mismo, esto acontece y como nos advierte San Francisco de Sales, la fuente de este escándalo es nuestro amor propio, que pensábamos que éramos más perfectos e incapaces de  caer en dichas faltas. Por tal razón lo mejor es estar siempre muy conscientes de nuestras debilidades y lo miserables que somos. Y conocernos a nosotros mismos.

Así que la próxima vez y si en este momento sabes que has cometido un pecado, no te desanimes, levántate inmediatamente, pídele perdón a Dios y sigue adelante, que la misericordia de Dios es muchísimo más grande que todos nuestros pecados juntos. Y como mencionaba el Papa Francisco, EL nunca se cansa de perdonarnos, somos nosotros los que nos cansamos de pedir perdón.

Giovanni

Soy testigo de La Misericordia Divina. Trabajo para El Reino de Dios. Sirvo al Señor debido a su infinita misericordia en la comisión de Comunicaciones del Equipo Misionero Arquidiocesano.

Sobre el autor

Giovanni

Soy testigo de La Misericordia Divina. Trabajo para El Reino de Dios. Sirvo al Señor debido a su infinita misericordia en la comisión de Comunicaciones del Equipo Misionero Arquidiocesano.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hermanos con publicaciones recientes

avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for

Videos

Cargando…

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat
Ir a la barra de herramientas