Menú

Padre Ernesto Abrego, sacerdote oratoriano

Padre Ernesto Abrego, sacerdote oratoriano

96. Un mes después del Padre Manuel, fue asesinado el joven sacerdote Ernesto Abrego. Una muerte que afectó no solo emocionalmente a la familia Abrego, sino que atentaron contra la vida de varios de sus miembros, muriendo de forma irracional e injusta.

12.1. Nacimiento y vida

97. El Padre Ernesto tuvo por padre a Don Luis Abrego; y a Doña Marta Violeta Castro quienes procrearon una familia de cinco hijos: José Roberto, Carlos Alfredo, Salvador, Luis Felipe, y el Padre Abrego, el mayor de todos. Su lugar de nacimiento fue la Villa de San Isidro, en el Departamento Cabañas. De un segundo matrimonio, nació la única hermana del Padre: Claudia Patricia Solís.

98. Ingresó al Seminario de San Vicente, a la edad de doce años. Continuó en el Seminario de Santiago de María; y, en San José de la Montaña. Por un breve tiempo, estuvo en el noviciado de la Compañía de Jesús hasta su traslado a Colombia, permaneciendo en la Congregación del Oratorio de San Felipe Neri, fue ordenado, en 1972. A su regreso a El Salvador fue nombrado párroco de la Parroquia de la Colonia 10 de Septiembre donde logró: Construir una biblioteca, una sala de juegos y un programa de becas100.

12.2. Muerte Martirial

99. Con el tiempo fue nombrado párroco en San Benito, San Salvador, lugar donde empezaría su calvario. Su trabajo comprometido con los pobres no gustó a unos pocos del lugar, consiguiendo a cambio: Amenazas, intentos de chantaje, humillaciones101, etc. Pronto las amenazas dejaron de ser simples palabras: Su carro y su casa fueron ametrallados, en señal de grave amenaza, que acepta salir temporalmente del país102. En una ocasión, viniendo de visita al país encontró la muerte: Salió de la ciudad de Guatemala para El Salvador el 23 de noviembre (de 1980) … en una camioneta azul Subaru en compañía de su hermano Guillermo Salvador Abrego con doña Teresa Gálvez v. de Lievano y su hija Ana María Liévano… Vienen por Las Chinamas103. Ni la tragedia ni la persecución contra el Padre terminó ahí: Sabiendo que el P. Abrego no había llegado a su destino, su hermano Luis Abrego, quien vivía en Guatemala, sale en compañía del doctor Jaime Antonio Bolaños Rivera hacia San Salvador, el día lunes 24 de noviembre, durmieron en Santa Ana y el día martes llegaron a San Salvador. El señor Luis Abrego junto con el doctor… salen con destino a Guatemala con la intención de pasar por el lugar fronterizo de El Jobo, Departamento Ahuachapán. Nada más se supo de ellos, hasta el martes 2 de diciembre en que miembros de la familia Bolaños Rivera reconocieron los cadáveres enterrados en el cementerio de Juayua. No tenían documento alguno en sus vestidos104.

100. Fue macabro: Ayudar a los pobres era un delito para las clases oligárquicas de este país. Eran, como decía el Padre Rutilio, Caínes llenos de odio contra su hermano Abel. Eran ricos; dueños de casi todo el país: De las tierras y la empresa privada; comían y bebían en abundancia; recibían la mejor educación; habitaban caserones llenos de fausto; viajaban cuando y donde querían; pero, carecían de misericordia para con los pobres, cuyas vidas se debatían en la miseria. No satisfechos con odiar a Abel, sus hermanos y hermanas pobres, odiaban a todos y todas aquellas que les ayudaban. No es creíble este plan siniestro y macabro ideado por los hijos e hijas de la oscuridad. ¡Quiera Dios se hayan convertido estos Caínes, comprendiendo dónde estaba su delito! Porque en ese momento, no lo hicieron. Agregando otro delito más a los ya innumerables, mataron a un tercer hermano del Padre Abrego: El señor Carlos Abrego que residía en Guatemala, vino a buscarlos a la frontera guatemalteca… esa noche recibió una llamada telefónica diciéndole que fuera al bar del hotel Camino Real de ese país y que le darían datos de sus hermanos, y hasta allí se supo del señor Carlos Abrego105.

101. De nada aprovechaba a estas señoras y señores Caínes ir a misa, leer la Biblia, rezar el rosario, bautizarse, confesarse, comulgar, ir a retiros, convivencias, hacer lecturas espirituales, ayunos, y muchas cosas más, que se reducen a prácticas de piedad carentes de sentido, si no van junto a ellas, las obras: ¿De qué sirve, hermanos míos, que alguien diga: Tengo fe, si no tiene obras? ¿Acaso podrá salvarle la fe? Si un hermano o una hermana están desnudos y carecen de sustento diario, y alguno de ustedes les dice: Ve en paz, caliéntate y come, pero no le dan lo necesario para el cuerpo, ¿De qué sirve? Así también la fe, si no tiene obras, está realmente muerta (St 2, 14-17). ¡Que dolor me da expresar estas palabras del apóstol Santiago, queridos hermanos y hermanas! ¡Que dolor! Cientos de salvadoreñas y salvadoreños, entre ellos sacerdotes, seminaristas, religiosos, religiosas, laicos y laicas, murieron por causa de planes siniestros diseñados por gente que se consideraba hija o hijo de la Iglesia. Fueron bautizados; pero, no vivieron su compromiso bautismal como se debe. Creyeron que las prácticas y las normas de piedad eran suficientes. Todo eso es vanidad de vanidades para Dios, que, en el juicio, sopesará las obras de misericordia que cada uno haya hecho (cfr. Mt 25, 31-46). De lo contrario, escucharán: Apártense de mí malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles (Mt 25, 41). Espero, por amor a esas y esos Caínes, que se hayan convertido y llenado de buenas obras. Del Padre Abrego sí sabemos que las tuvo. Ahora, indudablemente, goza del Señor.

 

Tomado Textualmente de II carta pastoral de monseñor Luis Escobar Alas: “Ustedes también darán testimonio, porque han estado conmigo desde el principio (Jn 15, 27)” Imagen destacada Cortesia de Arquitecto Rene Belloso, de La parroquia San Antonio de Padua, Vicaria de Candelaria.

Síguenos en

Equipo Misionero Arquidiocesano

Comisión de Comunicaciones del Equipo Misionero Arquidiocesáno.
Email: ema@evangelizacionymisiones.com
Síguenos en

Latest posts by Equipo Misionero Arquidiocesano (see all)

Sobre el autor

Equipo Misionero Arquidiocesano

Comisión de Comunicaciones del Equipo Misionero Arquidiocesáno. Email: ema@evangelizacionymisiones.com

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Próximos eventos de La Vicaria

Videos

Cargando…

Hermanos con publicaciones recientes

avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for

SUBSCRIBETE A NUESTRA LISTA DE COREOS

Agregate a nuestra lista de "Discipulos y Misoneros" y recibe noticias e información sobre la Misión Permamanente

GRACIAS POR SUBSCRIBIRTE

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: