Menú

Curso sobre Las Condiciones para ser Misionero

Clase 3: Análisis de La Realidad

El Análisis de la realidad, es otra cualidad del Misionero:

Yo soy el buen pastor y conozco a mis ovejas Juan 10, 14

Si El buen pastor conoce a cada una de sus ovejas y las llama por su nombre, cada evangelizador ha de ser sensible a la situación de la vida de las personas de las comunidades o pueblos donde se desempeñan.

Esta sensibilidad es la que el misionero aprende a desarrollar en la medida en que se vuelve consciente de la naturaleza humana y pecadora que el mismo es y al mismo tiempo de la infinita misericordia que Dios tiene con nosotros.

El misionero por lo tanto debe de tener una sensibilidad mucho mayor para poder descubrir toda esta realidad que como humanos nos acontecen de otra manera no llegará a en realizar profundamente el evangelio.

Y se quedará como un simple barniz superficial produciendo una iglesia desencarnada de la realidad que vive la feligresía.

Si el misionero no sabe abordar al hombre en el plan de Dios así como en su marco histórico social cultural psicológico económico etcétera, la evangelización corre el riesgo de no transformar el centro de las decisiones ni los valores ni los criterios que rigen la sociedad.

El mensaje no es una camisa de fuerza que se impone sino una opción que se propone a hombres libres en marcados en una cultura para que con su voluntad hagan una decisión de vivir el evangelio, insertando los principios del Reino en su realidad histórica las circunstancias sociopolíticas y culturales del hombre son el terreno donde se siembra la palabra en ese marco concreto el evangelio se encarna para transformar las situaciones de pecado en vida nueva.

Inculturar el evangelio es el gran reto de los evangelizadores para no permanecer en lo superficial o sentimental nada más cuando Jesús se le apareció Saulo de Tarso en el camino de Damasco le llamó por su nombre en su lengua materna.

El ideal del evangelizador es acercarse lo más posible a la realidad concreta del evangelizado hablándole en su propia lengua para que pueda comprender aceptar y responder al mensaje el capítulo 16 de la carta de los Romanos es un maravilloso testimonio de un evangelizador que conoce la comunidad antes de evangelizar la El buen pastor conoce a sus ovejas.

Hermanos con publicaciones recientes

avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for

Videos

Cargando…

Pin It on Pinterest

Abrir chat
Ir a la barra de herramientas