Menú

Curso sobre Las Condiciones para ser Misionero

Clase 2: Celo por el Evangelio

Obviamente al haber tenido un encuentro con nuestro señor Jesucristo vas a tener también un anhelo para que Cristo Jesús sea conocido amado y servido por toda la humanidad y al mismo tiempo vas a sentir ese impulso y ese compromiso con tus demás hermanos.

El celo de tu casa me consume Juan (2,17)

Este celo del evangelio es un fuego implacable en el corazón que no se puede apagar y busca encender a los demás es una espada afilada que no se detiene ante ninguna dificultad hasta dejar sembrada la semilla de la palabra de Dios en el mundo es te conviertes prácticamente en profeta que no calla por respetos humanos estructuras asfixiantes o miedo disfrazado de prudencia lleva el evangelio hasta los confines de la tierra su único acompañante es el bastón como el de Moisés para mostrar que con el poder de Dios es posible atravesar el mar rojo de las dificultades y los problemas este se lo debe convertirse en Pasión que coloca el trabajo evangelizador por encima de cualquier otra cosa hasta el punto de llegar a dar la vida por el evangelio y el reino de Dios.

Es mas es necesaria una obsesión en lo que lo único importante en la vida sea el anunciar la persona la vida y las enseñanzas de Jesús así como instaurar el reino de Dios en este mundo.

Pablo estaba lleno de este celo cuando exclamaba ay de mí sino evangelizó (1 Corintios 9, 16), por esta razón Pablo era capaz de superar todas las adversidades que nos cuenta en la Ssegunda de Corintios 11, 23-29 y este es el celo que tú debes de tener si quieres ser misionero dicho Celo solamente te lo brinda el espíritu santo y el encuentro y la experiencia de fe qué has tenido con el Señor.

Hermanos con publicaciones recientes

avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for

Videos

Cargando…

Pin It on Pinterest

Abrir chat
Ir a la barra de herramientas